Montoro, el Dios Dionisio

Montoro: el verdugo de la cultura, el abanderado de la pornografía y el velador de la tauromaquia

ÁNGELGALAN_

Mariano Rajoy es Dios. La mayoría absoluta y aplastante que consiguió en las urnas parece haberle dotado de poderes cuasi divinos. Pero ni siquiera el omnipresente Zeus, mandamás en el Olimpo Griego, pudo llevar a cabo sus planes y hacer cumplir sus designios sin un séquito de dioses y semidioses. Ellos se encargaban bien de maremotos, bien de venganzas terrenales e incluso de exterminios. En la actualidad esos lacayos celestiales tendrían una equivalencia perfecta en España: los ministros. Políticos, trajeados, motorizados que son la mano ejecutora en el reino celestial de Rajoy. Pero como ocurría en el Olimpo Heleno, los ayudantes del todopoderoso son juguetones, pícaros, y llevan a cabo sus planes bajo sus propias filias y fobias. Cristóbal Montoro, Ministro de Hacienda, es el responsable de hacer cumplir los deseos económicos del presidente pero sin olvidar su propio ideario. Rajoy pidió elevar la recaudación por IVA y Montoro lo hizo, ¿cómo?, atacando a su mayor enemigo: los actores. El velador de las cuentas públicas nunca olvidará la gala de los Premios Goya en la que los actores pusieron cara visible a una sociedad unida por el “No a la guerra”. Aquel estallido de protesta en plena hegemonía del ex -dios Aznar se clavó en el corazón de Montoro como un puñal envenenado que ahora devuelve a las artes escénicas en forma de impuestos. No se entiende sino que en el momento del converger de Europa nos encontremos que España es el estado miembro con el IVA aplicado al teatro más alto con unas diferencias tan grandes que el Coloso de Rodas: desde el 0% de Noruega, pasando por el 6% de Bélgica, Holanda y Grecia, el 10% o 13% de nuestros vecinos italianos y portugueses hasta llegar al record olímpico del 21% patrio. Un ranking bochornoso que en el caso de España queda aún más manchado si ponemos la lupa en el gravamen a otras expresiones “artísticas” como el porno. La industria del ocio adulto no supera un IVA del 7% en ninguna de sus expresiones y si el oráculo de Delfos no hubiera perdido vigencia seguramente nos contaría que en la próxima reforma fiscal que prepara el dios revanchista, la tauromaquia o los galeristas de arte saldrán muy bien parados. Y siguiendo con las cábalas, si en la acrópolis existieran métodos de tortura modernos, nuestro ministro revanchista sería sin duda la guillotina de la cultura y la cámara de gas de productores, exhibidores, artistas y comunicadores como el que firma arriba.  Montoro demuestra con sus acciones que nunca se llevó bien con sus compañeros – dioses de la sabiduría y el arte: se identificó más con Dionisio, el dios borrachín. En cualquier caso si tuviéramos que dar un equivalente en Moncloa para Artemisa y Orfeo éste sería Jose Ignacio Wert, y creo que las comparaciones ya ofenden.

ÁNGEL   GALÁN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Post Navigation